Diferentes instituciones de Santo Tomé y Santa Fe emitieron una carta abierta a las autoridades provinciales por el duro momento que se atraviesa. La ayuda económica, que solo algunos recibieron, está alejada de la realidad.

En la tarde de este sábado y luego de las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno de la provincia para frenar el rápido ascenso de la curva de contagios y que obliga a las instituciones culturales y deportivas a cerrar sus puertas por 14 días, dirigentes de clubes santafesinos emitieron un comunicado sobre la realidad que atraviesan en esta pandemia donde muchos están al borde de la quiebra y de tomar la decisión de cerrar sus puertas.

Escuchar por transmisiones oficiales “los vamos a seguir acompañando como lo hemos venido haciendo hasta el momento” no nos alienta a ser positivos ni esperanzados en cuanto a lo recibido por parte de su Gobierno hasta la fecha. Han pasado 2 meses del acto y anuncio del subsidio para los clubes de La Capital (de $70.000 que algunos hemos recibido y otros aún no), y respetuosamente afirmamos que ese monto para los casi 6 meses de pandemia que llevamos resulta irrisorio y alejado de la realidad que afrontamos día a día. Expresa el comunicado que además señala como las masas societarias disminuyeron considerablemente debido a que los socios además afrontan problemas económicos arrastrados por el daño en la actividad económica que las últimas decisiones sumaron.

El texto completo:

De nuestra mayor consideración:

Como dirigentes de asociaciones y clubes culturales y deportivos lamentamos tener que estar ocupando nuestro tiempo en estos momentos en reiterar la situación que atraviesan nuestras instituciones.
Más allá de considerar que la medida de suspensión de actividades por el plazo de 14 días en las ciudades de Santa Fe y Santo Tomé es o no correcta, escuchar por transmisiones oficiales “los vamos a seguir acompañando como lo hemos venido haciendo hasta el momento” no nos alienta a ser positivos ni esperanzados en cuanto a lo recibido por parte de su Gobierno hasta la fecha. Han pasado 2 meses del acto y anuncio del subsidio para los clubes de La Capital (de $70.000 que algunos hemos recibido y otros aún no), y respetuosamente afirmamos que ese monto para los casi 6 meses de pandemia que llevamos resulta irrisorio y alejado de la realidad que afrontamos día a día. Vemos, algunos con bronca, otros con enojo y hasta resignación cómo nuestra segunda casa cada vez se hunde más. No vemos luz al final del túnel, al menos no con las escasas políticas que han llevado a cabo.

La masa societaria de la mayoría de nuestras instituciones ha disminuido a menos de la mitad del padrón vigente en marzo 2020. Realizamos mensualmente beneficios, lanzamos promociones, hacemos sorteos, habilitamos facilidades de pago; todo para mantener el barco a flote, pero resulta no ser suficiente.

Una vez más repetimos: ESTAMOS QUEBRANDO, y sería penoso ver que quienes pueden hacer algo, solo miran cómo desaparecemos.